Recomendaciones para contratar un asesor fiscal

Recomendaciones para contratar un asesor fiscal

Recomendaciones para contratar un asesor fiscal

Existen situaciones en las que se hace necesaria la contratación de una Asesoría Fiscal, aunque en muchos casos los propios clientes ni siquiera saben que los necesitan. Por ello, es importante conocer las claves de lo que es exactamente un asesor fiscal y qué beneficios puede aportar a tu empresa, negocio o a tus bienes y propiedades.

Qué es un asesor fiscal

De esta forma, un asesor fiscal es un profesional jurídico encargado de las actividades de asesoría de impuestos, tributaria, gestoría fiscal, así como gestor de todo tipo de impuestos. Se trata, por tanto, de una figura que se encarga de gestionar el correcto funcionamiento y cumplimiento de las diferentes obligaciones tributarias que pueda tener una empresa o un autónomo.

Para ello, el asesor fiscal suele ayudarse de facturas, elaboración de cuentas de dicha empresa, así como del aporte de las diferentes personas o participantes en la empresa, con gastos, ingresos y todos los aspectos que puedan deducirse de dichas facturas. En la mayoría de los casos, las empresas no pueden hacer frente a todas las obligaciones burocráticas necesarias, por lo que se deciden a la contratación de un profesional, que te permite externalizar dicha actividad con un mejor servicio.

Cuáles son las funciones de un asesor fiscal

Una vez que el asesor cuenta con todos tus datos necesarios, el objetivo del mismo es el de ayudar a la compañía en la toma de decisiones, con el fin de obtenerte el mayor ahorro fiscal posible, así como las decisiones de cara a inversiones empresariales. Eso sí, en cuanto a particulares, esto también sirve como asesor de cara al patrimonio, es decir, con el fin de saber dónde debes invertir el capital, así como tienes qué hacer con determinadas propiedades.

Además, los asesores fiscales pueden serte muy útiles de cara a la advertencia de las oportunidades y opciones para ahorrarse impuestos en momentos de recesión económica que puedan producirse. Además, permite de cara a las empresas una mejora en la obtención de deducciones de cara a impuestos como el IRPF, IGIC o el IVA; eso sin olvidar las Declaraciones de la empresa en el Impuesto de Sociedades, así como en la renta de las personas.

De esta forma, el asesor fiscal estudia todo tipo de contabilidades de la empresa, con el fin de analizar los resultados para ofrecer a la compañía los mejores aportes para la mejora y crecimiento de la misma, con planes de contabilidad, una gestión de todas las cuentas de la empresa, así como la certificación de los presupuestos de la propia empresa.

Por otra parte, la función jurídica del asesor fiscal le permite legalizar los libros de cuentas en el Registro Mercantil, así como las facturas emitidas, las recibidas y todos los gastos o bienes de la inversión. Esto, además de un aporte a las cuentas trimestrales de la empresa.

En definitiva, son muchas las empresas o particulares que no son conscientes de la vital importancia que puede tener una asesoría fiscal, ya que te permite ahorros en el futuro y potencia el crecimiento ya seas una empresas o un particular.

Viveroempresasvicalvaro

leave a comment

Create Account



Log In Your Account



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
shares